By / 13th noviembre, 2017 / Blog, Notícias / No Comments

La Fundación Valderrobres Patrimonial ha recibido varias piezas que ha cedido el Museu del Teatre de Barcelona que pertenecieron a la soprano Elvira de Hidalgo y que van a servir para completar la sala que se le dedicará en el Museo de la localidad de la comarca del Matarranya/Matarraña.

Al Museo de Valderrobres han llegado dos prendas de vestir, compuestas por varias piezas entre ellas un miriñaque, que usó la soprano en sus actuaciones y que está “perfectamente datada” ya que pertenece a la Ópera Magnúm y sale en sus discos, según ha explicado a EFE, el director de la Fundación, Manuel Siurana.

Además el lote, que ha sido transportado por una empresa especializada desde Barcelona hasta Valderrobres, también incluye un retrato de un pintor belga que realizó a la cantante en los años 40 del pasado siglo y que se abrirá el próximo lunes en presencia de una técnica del Museu del Teatre.

Elvira Juana Rodríguez Roglán conocida artísticamente como Elvira de Hidalgo (Valderrobres-Teruel, 28 de diciembre de 1891 – Milán, 21 de enero de 1980) fue soprano de “coloratura” (adorno virtuosista de una melodía, según la RAE) y maestra de canto española que tuvo entre sus alumnas a la soprano griega María Callas.

La sala que llevará el nombre de la cantante aragonesa ya cuenta en sus vitrinas con algunas reproducciones de esbozos de figurines y de escenografías en los que participó a las que se unirán las piezas recibidas ahora y de cuya restauración se ha hecho cargo la Fundación.

Siurana se ha mostrado especialmente agradecido con la labor realizada en favor del trabajo de la Fundación por el actor Juanjo Puigcorbé, también con ancestros en Valderrobres, ya que su bisabuela era natural de esta localidad turolense, para que haya sido posible la creación de esta sala dedicada a este personaje.

Además, ha explicado que siguen trabajando para repatriar los restos mortales de Elvira de Hidalgo, que ahora reposan en Milán, hasta Valderrobres donde serán inhumados en un panteón propiedad de la Fundación que cedieron las hermanas de la Caridad cuando se marcharon de la población en 2013.

Los restos de Elvira de Hidalgo yacen en una tumba en Milán cuya fecha de caducidad es en 2020 de la que hasta ahora son propietarios sus antiguos alumnos, todos ellos con edades entre los 80 y 90 años, pero que no tenían intención de renovar por lo que sus restos terminarían en una fosa común, ha relatado Siurana.

La soprano, a pesar de haberse casado en dos ocasiones, no tuvo descendencia directa y en la actualidad solamente le sobreviven dos tías carnales de 91 y 95 años que ya han dado el permiso para que se pueda llevar a cabo el traslado de los restos.

En cuanto a la repatriación, Siurana ha recordado que la previsión inicial era haber inaugurado la sala de la soprano el pasado 12 de octubre cuando hubiesen llegado sus restos, pero las innumerables trabas burocráticas que se han ido encontrando a lo largo del camino lo han impedido cuando “al principio nos decían que todo iba a ser muy sencillo”.

En este sentido, el director del museo ha apuntado que ahora se han puesto en contacto con el consulado de España en Milán y ya les han dado a conocer todos los pasos que van a precisar dar para poder completar todo el trámite y que deben hacerlo “a través de una funeraria”.

Por todo ello, desde la Fundación han asegurado que la inauguración se retrasará hasta que estén en su poder los restos de la soprano, por lo que se estima que hasta comienzos de 2018 no se podrá efectuar, además de que se esperará una fecha en la que puedan estar presentes el mayor número posible de personas procedentes de la localidad.

vía heraldo.es

CompárteloShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Leave a Comment